Presentación

La escultura
Discurre envolvente el espacio.
Se explaya en el vacío
bebiéndose el aire con prestancia.
se exhibe a la luz.
Nunca esta ataviada
se viste de su propia esencia,
declama desde sus planos, recortada
desde el cruce de sus ejes, sustentada
se arraiga ineludible…
a miradas seducibles.