Nota biográfica de la autora

Después de siete años de ejercer la Bibliotecología,

deja la profesión para incursionar en el Arte.
Al alero de la escultora y ceramista Francisca Cerda,
se forma en los principios de estas disciplinas.
Posteriormente, como discípula de Héctor Román
y Luis Cerda en la Escuela de Canteros, 
dirigida por Hilda Rochna. Cubriendo así,
una etapa de aprendizaje, práctica y desarrollo
del oficio de más de 30 años.
Seguir explorando materiales y formas es la constante
motivación de su quehacer cotidiano.